Los pros y los contras de invertir en un gimnasio en casa en pleno funcionamiento

Publicado: 2022-01-27

¿Alguna vez has hecho una inversión a largo plazo? Si es así, ya debe saber que tales decisiones suelen ser prolongadas y justifican múltiples consideraciones. También exigen una cantidad sustancial de tiempo, dinero y esfuerzo. Los gimnasios en casa no son diferentes.

Si bien invertir en los mejores equipos, herramientas y accesorios de gimnasio en casa tiene numerosos méritos, el hecho es que el proceso puede ser arduo. Si no sabe si estas habitaciones especiales serán adecuadas para usted, siga leyendo mientras discutimos sus ventajas y desventajas.

Los pros de los gimnasios caseros

¿Eres del tipo que prefiere la privacidad y la libertad mientras haces ejercicio para aumentar la confianza y la puntualidad? Si es así, entonces los gimnasios en casa serán perfectos para ti. Veamos algunas de las ventajas de invertir en un gimnasio que está a solo unos pasos de ti:

1. Conveniente y rentable

Aunque el equipo de entrenamiento en el hogar puede tener un precio superior, según sus preferencias, debe recordar que esta es una inversión única. Sin embargo, los beneficios se pueden disfrutar durante varios años, si no décadas.

Además, su membresía en el gimnasio, incluso si es económica, es más probable que le cueste mucho durante el transcurso de un año. Ya que solo obtienes el valor de tu dinero si vas al gimnasio todos los días sin problemas, simplemente no vale la pena.

En términos de comodidad, ¿te imaginas no tener que cambiarte de ropa o empacar una bolsa de gimnasio después del trabajo? Tener un gimnasio en casa significa que ya no tienes que perder el tiempo yendo a otro lugar para hacer ejercicio. Eliminar este paso innecesario tiene su atractivo.

2. Un paso en la dirección correcta

Si eres un novato y nunca has tocado equipos de gimnasia en tu vida, dedicar un espacio de gimnasio relativamente más pequeño en tu casa tendría mucho sentido. Puede invertir en algunos equipos de gimnasio domésticos económicos y adquirir el hábito de hacer ejercicio sin gastar dinero en membresías de gimnasios.

Tener un gimnasio en casa también significaría que tiene menos distracciones y más equipos disponibles para usted sin ningún período de espera. Puedes hacer ejercicio cuando quieras durante el tiempo que quieras. Además, hacer ejercicio en casa significa que puede usar cualquier prenda con la que se sienta cómodo.

3. Eres el dueño de tu gimnasio

A diferencia de un gimnasio comercial, donde todo se adapta a las preferencias de los propietarios y del público en general, el gimnasio de su casa contará con todo lo que le causa alegría. Puede personalizar el espacio con cualquier equipo, incluidas barras, barras de tríceps, mancuernas, máquinas de cardio y cualquier otra cosa que tenga en mente.

Todo, desde la música, la estética, el equipamiento y los accesorios, será de tu agrado. Aunque puede compartir su espacio de gimnasio con amigos, solo usted puede opinar sobre qué hacer con el espacio.

4. Puedes hacer lo que quieras

Además de hacer ejercicio cuando quieras, también puedes hacer cualquier ejercicio que te guste. Sin nadie que lo mire fijamente mientras prueba nuevos ejercicios, tendrá la libertad de experimentar con sus entrenamientos y probar algo nuevo todos los días. Hacer ejercicio en un gimnasio comercial puede volverse monótono después de un tiempo, pero siempre puedes adaptarte y cambiar con la personalización del gimnasio en casa.

Los contras de los gimnasios caseros

Como se mencionó anteriormente, todo tiene sus pros y sus contras, y los gimnasios residenciales no son diferentes en este sentido. Al final, la decisión de agregar uno a su hogar es suya. Sin embargo, sería mejor que no lo hicieras sin evaluar sus inconvenientes. Veamos los contras de invertir en un gimnasio en el garaje:

1. El costo real de un gimnasio en casa

Si bien es cierto que algunos equipos de gimnasio pueden ser costosos, existen varias alternativas rentables que puede probar. Sin embargo, otro costo de los gimnasios en casa, uno que es insustituible, es que estarás eliminando una posible vida social de la que podrías beneficiarte y disfrutar.

Los gimnasios comerciales están llenos de personas con ideas afines que se apoyan mutuamente y empujan los límites de los demás con un estímulo positivo. Si esto es algo que crees que vale la pena, entonces tal vez deberías reevaluar tu decisión de conseguir un gimnasio en casa.

2. Un Punto por el Espacio y la Disciplina

Los gimnasios en el hogar requieren un amplio espacio para facilitar diferentes entrenamientos en el hogar y almacenar equipos de entrenamiento en el hogar. Hay muchas maneras de innovar y utilizar el espacio que ya tienes. Sin embargo, si crees que construir un gimnasio en casa hará que tu casa se vea desordenada, entonces te ayudará a reconsiderarlo.

Si bien hacer ejercicio en casa parece atractivo, ya que no hay que viajar al trabajo, no hay costo adicional ni falta de libertad, es posible que le resulte difícil motivarse para hacer ejercicio de manera constante en casa. Las distracciones en su hogar, como el entretenimiento, el sueño o las tareas del hogar, pueden hacer que sea aún más complicado seguir una rutina. Necesitarás tener la disciplina que la mayoría de los entrenadores enseñan en los gimnasios comerciales.

3. Falta de ambiente, equipo, experiencia

El ambiente, el equipo y la experiencia son algunas de las características esenciales que necesitará para una buena experiencia de entrenamiento. Con un gimnasio en el garaje, solo tendrá algunos equipos selectos para trabajar. Además, los gimnasios comerciales vienen con una atmósfera motivadora que tendrás que construir tú mismo en casa.

Si nunca ha ido al gimnasio, también deberá comenzar desde lo básico y avanzar. Para aquellos que buscan resultados específicos dentro de un marco de tiempo específico. Este es especialmente el caso si no tiene pero no tiene experiencia sólida en fitness. Ir al gimnasio comercial tendría más sentido en tales situaciones.

La decisión es suya para hacer

Mejorar la resistencia, la fuerza y ​​la velocidad de uno a través del ejercicio regular no es un concepto nuevo. Ha existido desde el año 600 a. C., con su origen en las antiguas prácticas griegas. Sin embargo, tiene muchas opciones para considerar ahora con la dinámica cambiante y sus preferencias personales. Como ya se mencionó, la decisión final es suya y solo suya, y lo que decida solo estará influenciado por sus requisitos y deseos.

Si ha decidido invertir en un gimnasio residencial y desea comenzar a prepararse con el mejor equipo de gimnasio en el hogar, ¡Live Life Healthily es la ventanilla única perfecta para todas sus necesidades!